Preguntas Frecuentes

¿Cuál es el régimen legal aplicable a los fondos comunes de inversión?

Los fondos comunes de inversión (“FCI”) están regulados por la ley 24.083 y sus modificatorias, el Decreto Reglamentario 174/93 y por el Capítulo X (Fondos Comunes de Inversión) de las Normas de la Comisión Nacional de Valores.

¿Qué es un fondo común de inversión conforme a la Ley 24.083?

Conforme el Artículo 1º de la ley 24.083, se considera FCI al patrimonio integrado por valores mobiliarios con oferta pública, metales preciosos, divisas, derechos y obligaciones derivados de operaciones de futuro y opciones, instrumentos emitidos por entidades financieras autorizadas por el Banco Central de la República Argentina, y dinero, perteneciente a diversas personas a las cuales se les reconocen derechos de copropiedad representados por cuotapartes cartulares o escriturales. Los FCI no son sociedades y carecen de personería jurídica.

¿A quién corresponde la dirección y administración de los FCI?

La dirección y administración de los FCI estará a cargo de una sociedad anónima de objeto único inscripta en jurisdicción nacional o provincial y habilitada para esta gestión por la CNV, que actuará con la designación de sociedad gerente (la “Sociedad Gerente”), o por una entidad financiera autorizada para actuar como administradora de cartera de títulos valores por la ley de entidades financieras.

¿Qué requisitos y funciones deberá cumplir la Sociedad Gerente?

La Sociedad Gerente deberá: – Integrar su denominación social agregando la expresión “Sociedad Gerente de Fondos Comunes de Inversión” (a excepción de las entidades financieras que se desempeñen como tales). – Ejercer la representación colectiva de los copropietarios indivisos en lo concerniente a sus intereses y respecto a terceros, conforme a las reglamentaciones contractuales que concierte. – Tener un patrimonio mínimo de $50.000, que nunca podrá ser inferior al equivalente de U$S50.000, debiendo la Sociedad Gerente mantener este mínimo durante todo el tiempo en que actúe como tal. Si la Sociedad Gerente administrara varios fondos deberá adoptar las medidas necesarias para la total independencia de los mismos e incrementar el patrimonio neto mínimo en un 25% por cada fondo adicional que administre.

¿Quién tendrá a su cargo la custodia de los bienes integrantes del FCI?

Los bienes que integran el haber del FCI o sus títulos representativos serán custodiados por una o más entidades financieras autorizadas, o sociedades anónimas de objeto exclusivo con domicilio en el país, que actuarán como sociedades depositarias (la “Sociedad Depositaria”) de los FCI. La entidad financiera que actúe como Sociedad Gerente de un FCI no podrá actuar como Sociedad Depositaria. El patrimonio neto mínimo requerido para funcionar como tal es de $ 100.000, que deberá mantenerse siempre actualizado en un mínimo equivalente a U$S 100.000. Tratándose de depositarias que actúen como tales respecto de más de un FCI, deberán ampliar su patrimonio en un importe igual al patrimonio neto mínimo de $ 100.000 por cada fondo común de inversión para el que actúe como Sociedad Depositaria. Los activos que componen el haber del fondo deberán estar registrados a nombre de la Sociedad Depositaria.

¿Qué requisitos y funciones deberá cumplir la Sociedad Depositaria?

Son funciones de la sociedad depositaria, entre otras: – La percepción del importe de las suscripciones y el pago de los rescates que se requieran conforme a las prescripciones legales y al Reglamento de Gestión. – La guarda y el depósito de valores y demás instrumentos representativos de las inversiones, pago y cobro de los beneficios devengados, así como el producto de la compraventa de valores y cualquier otra operación inherente a estas actividades. Los valores pueden ser depositados en una caja constituida de acuerdo a las previsiones de la ley 20.643. – Llevar el registro de cuotapartes escriturales o nominativas y expedir las constancias que soliciten los cuotapartistas.

¿Cuáles son las responsabilidades de la Sociedad Gerente y de la Sociedad Depositaria?

La Sociedad Gerente y la Sociedad Depositaria, sus administradores, gerentes y miembros de sus órganos de fiscalización son solidaria e ilimitadamente responsables de los perjuicios que pudiera ocasionarse a los cuotapartistas por incumplimiento de las disposiciones legales pertinentes y del reglamento de gestión.

¿Quién tiene a su cargo la fiscalización y registro de las sociedades gerente y depositaria de los FCIs?

La Comisión Nacional de Valores (“CNV”) tiene a su cargo la fiscalización y registro de las sociedades gerente y depositaria de los FCI.

¿Cuál es el documento o contrato que regula el funcionamiento del FCI?

La gestión del haber del FCI deberá ajustarse a los objetivos de inversión definidos en el Reglamento de Gestión. El funcionamiento de los FCI estará sujeto a las pautas establecidas en el reglamento de gestión que para cada caso convengan y suscriban la Sociedad Gerente y la Sociedad Depositaria (el “Reglamento de Gestión”). El Reglamento de Gestión se celebrará antes del funcionamiento del FCI y establecerá las normas contractuales que regirán las relaciones entre la Sociedades Gerente y la Sociedad Depositaria y los copropietarios indivisos.

¿Qué se establece en el Reglamento de Gestión?

El Reglamento de Gestión deberá contener, entre otros: Plan de inversión del FCI, especificando los objetivos a alcanzar, las limitaciones a las inversiones por tipo de activo y, de incluir créditos, la naturaleza de los mismos y la existencia o no de cobertura de los riesgos de incumplimiento. Normas y plazos para la recepción de suscripciones de rescate de cuotapartes y procedimiento para los cálculos respectivos. Límites de los gastos de gestión y de las comisiones y honorarios que se percibirán en cada caso por la Sociedad Gerente y la Sociedad Depositaria. Debe establecerse un límite porcentual máximo anual por todo concepto, cuya doceava parte se aplica sobre el patrimonio neto del FCI al fin de cada mes. Los gastos, comisiones, honorarios y todo cargo que se efectúe al FCI, no podrán superar el referido límite, excluyéndose únicamente los aranceles, derechos e impuestos correspondientes a la negociación de los bienes del FCI. Condiciones para el ejercicio del derecho de voto correspondiente a las acciones que integran el haber del FCI. Procedimiento para la modificación del Reglamento de Gestión por ambos órganos del FCI. Causas y normas de liquidación del FCI y bases para la distribución del patrimonio y requisitos de publicidad de la misma. Régimen de distribución entre los copropietarios de los beneficios obtenidos por la explotación del FCI, si así surgiere de los objetivos y política de inversión determinados. Disposiciones a adoptar en los casos en que la Sociedad Gerente o la Sociedad Depositaria no estuviere en condiciones de continuar desempeñándose como tales. Determinación de los topes máximos a cobrar en concepto de gastos de suscripción y rescate. Limitaciones a las facultades de administración del FCI. Pautas de diversificación mínimas para la inversión del patrimonio del FCI. Obligatoriedad de que los activos que integran el FCI se encuentren totalmente integrados o pagado su precio al momento de la adquisición (salvo que las condiciones de emisión de valores mobiliarios adquiridos por ejercicio del derecho de suscripción preferente lo dispongan de otro modo). En su caso, enumeración de los mercados del exterior en donde se realizarán inversiones y medidas a adoptar para contar con el precio en tiempo oportuno para determinar el valor de la cuotaparte.

¿Cómo se representan los derechos de copropiedad de los suscriptores del FCI?

A los suscriptores del FCI se les reconocen derechos de copropiedad representados por cuotapartes cartulares o escriturales. Los FCI podrán emitir distintas clases de cuotapartes con diferentes derechos. Las cuotapartes podrán dar derechos de copropiedad y también podrán emitirse cuotapartes de renta con un valor nominal determinado y una renta calculada sobre dicho valor cuyo pago quedará sujeto al rendimiento de los bienes que integren el FCI. Las cuotapartes emitidas por el FCI estarán representadas por certificados de copropiedad nominativos o al portador. Podrán emitirse cuotapartes escriturales, estando a cargo de la Sociedad Depositaria el registro de cuotapartistas. Un mismo certificado podrá representar una o más cuotapartes. La emisión de cuotapartes debe expedirse contra el pago total del precio de suscripción, no admitiéndose pagos parciales.

¿Cómo es la suscripción o rescate de las cuotapartes del FCI?

La emisión de cuotapartes podrá acrecentarse en forma continua, conforme a la suscripción que de las mismas se realice, o disminuirse en razón de los rescates producidos. La desvinculación de los copropietarios de un FCI se opera, exclusivamente, por el rescate de cuotapartes previsto en el Reglamento de Gestión y en la ley. Los cuotapartistas tienen el derecho a exigir en cualquier tiempo el rescate, que deberá efectuarse dentro de los 3 días de ser requerido, salvo que en el Reglamento de Gestión se establezcan épocas especiales para ello rescates o se fijen plazos más prolongados. No podrán nunca pedir el reintegro en especie. Este solo podrá ser efectuado por la Sociedad Gerente en casos excepcionales y previa autorización de la autoridad de aplicación. Las suscripciones y los rescates deberán efectuarse valuando el patrimonio neto del FCI mediante los precios promedio ponderados registrados al cierre del día en que se soliciten. En los casos en que las suscripciones o rescates se solicitaran durante días en que no haya negociación de los valores integrantes del FCI, el precio se calculará de acuerdo al valor del patrimonio del FCI calculado con los precios promedio ponderado registrados al cierre del día en que se reanude la negociación.

¿Qué pasa con los beneficios?

Los beneficios devengados durante la actividad de los FCI podrán distribuirse entre los copropietarios en la forma y proporciones previstos en el Reglamento de Gestión. En ningún caso se podrá responsabilizar o comprometer a los copropietarios por sumas superiores al haber del FCI.

¿Quiénes pueden realizar la colocación de cuotapartes de los FCI?

La colocación podrá ser realizada directamente por la Sociedad Gerente, la Sociedad Depositaria o a través de intermediarios autorizados. Las Sociedades Gerentes podrán designar agentes colocadores de las cuotapartes, pudiendo recaer la designación en bolsas de comercio, intermediarios pertenecientes a entidades autoreguladas y entidades financieras autorizados a actuar como tales. Cualquier otra entidad deberá acreditar ante la CNV poseer una organización adecuada, tener idoneidad en la materia y poseer el patrimonio adecuado.

¿Cómo está protegido el patrimonio del FCI?

La indivisión del patrimonio del FCI no cesa a pedido de uno o varios de los copropietarios, los cuales no pueden pedir su disolución durante el término establecido para su existencia en el Reglamento de Gestión o, cuando fuere por tiempo indeterminado, mientras esté en vigencia el plan de inversiones del FCI.

 

BNP Paribas Investment Partners Argentina S.A.S.G.F.C.I. es una sociedad constituida bajo las leyes de la Argentina. Sus operaciones son independientes de otras compañías del Grupo BNP Paribas. Los accionistas limitan su responsabilidad al capital aportado.

Por favor vea aquí para más información importante al inversor.

Compartir esta página: